Historia

Historia del Salón de la Fama del Deportista Juarense

Una invitación del Salón de la Fama de Béisbol de Monterrey en 1985 a Raymundo Cordero “ Casi-miro “ por ser del comité elector debido a su prestigio como periodista deportivo fue la pauta para que se formalizaran las ideas que tenía un grupo de entusiastas amigos y deportistas de antaño que se reunían en los jardines de la Cervecería Cruz Blanca después de los juegos del campeonato regional de béisbol de primera fuerza entre ellos Mario Yague, Mario Tafoya, Enrique Licon Carrasco, el mismo Raymundo Cordero.

Se citaron para el otro jueves y acudieron cinco personas más Mario Valdemar González Leija, Antonio Barrón Simental, Miguel Pérez Luna, Humberto Rodríguez Camacho y Lázaro Samaniego.

La tercera junta ya no se celebró en los jardines de la Cervecería Cruz Blanca ahora fue en el salón de sesiones del depósito Carta Blanca allí se incorporaron José Guadalupe Galván hermano de “ Campanella “ Víctor Suriano, Felipe del Hierro, Marcelo Portillo, Francisco Salas Andrade, Ernesto “ Mapy “ García, el “ Indio “ José Héctor Castañeda Villarreal.

Para la cuarta reunión asistieron Enrique Lazcano el “Perro “, Juan Lazcano el “ Bello “, Sergio Montenegro “ Yonekura “ y José Guadalupe Ávila.

Aquella convocatoria fue creciendo de manera tal que en la quinta cita se incorporaron Benjamín Enríquez, Juan Elexavide, Enrique Sapién, Alfredo Kihara y Arturo López, después de esto el grupo fue tomando cuerpo y fue el momento de nombrar la directiva del comité Pro-Salón de la Fama.

Ante el numeroso grupo que se estaba reuniendo se acordó trasladar las sesiones de los jueves a la casa del Ing. Marcelo Portillo ubicada en la calle Gómez Pedraza y 20 de Noviembre que en algunos momentos logró reunir más de 60 asistentes donde reinaba la alegría y era una verdadera fiesta deportiva.

A este lugar llegaron más personas a integrarse entre ellos Ignacio Veloz Gutiérrez y Roberto de la O quienes tenían vasta experiencia en el ámbito social porque eran dirigentes del Club de Leones, ellos presentaron los reglamentos y estatutos de un club social los cuales señalaban que para ser socio tenían que tener solvencia económica lo cual no era prudente establecer en esta nueva asociación civil

En petit comité estos lineamientos se fueron formulando se establecieron las normas, reglas y estatutos que posteriormente sería la normatividad que regiría el salón de la fama del deportista juarense.

Benjamín Enríquez Sandoval aportó parte del dinero que se necesitaba para colocar una malla ciclónica que dividiera la residencia del Ing. Marcelo Portillo y el departamento que se utilizaba como recinto provisional del salón de la fama mientras se conseguía un terreno para la construcción del mismo.

En el mes de junio de 1985 fue la entronización del Salón de la Fama del Béisbol de Monterrey N.L. el grupo promovió el viaje a este importante evento corriendo la invitación a todos los que desearan asistir, la mayoría mostró interés en asistir, sin embargo el único representante de este grupo fue Mario Valdemar González Leija quien se encontró con el Lic. Rafael Domínguez García que era el Director del Salón de la Fama del Béisbol de Monterrey N.L. amigo personal de Mario desde la niñez por que habían vivido en el mismo barrio Plaza del Chorro en las calles Isaac Garza y Arista, después de la fabulosa ceremonia de entronización de los beisbolistas el comentario de el Lic. Domínguez fue en el sentido de recomendar que en Cd. Juárez se formara un salón de la fama para todos los deportistas de esta ciudad.

La motivación para integrar esta inquietud se acrecentó de manera tal que el 9 de abril de 1986 se concretó el Salón de la Fama del Deportista Juarense formándose la primera directiva y fundadores quedando de la siguiente manera :

Presidente                      Mario Valdemar González Leija

Vicepresidente            Mario Yague Rocha

Secretario                   Antonio Barrón Simental

Tesorero                     Humberto Rodríguez Camacho

Asesor Permanente   Lic. Rafael Domínguez García

Socios Honorarios       Ing. Federico de la Vega Mathews

Amado Meza Saldívar

Comité Elector             Benjamín Enríquez Sandoval

Raymundo Cordero González

Relaciones Públicas   Jesús Héctor Castañeda Villarreal

Comité de Proyectos   Francisco Salas Andrade

Ernesto García Flores

Alfredo Kihara

Comité de Asistencia   Enrique Licón Carrasco

Membresía

Arnulfo Meléndez V, Antonio Provencio Irigoyen, Arturo López, Ing. Antonio Moreno Piña, Ernesto Prieto Nájera y Enrique Lazcano, Enrique Sapién, C.P. Eduardo León Medina, Francisco Maglioli, Francisco H. Cadena, Federico Torres, Guillermo Terrazas Villanueva, Víctor Suriano T, Gilberto de la Parra, Ignacio Veloz Gutiérrez, José Luis Sánchez, Juan Lazcano, Juan Elexavide, Lázaro Samaniego, Marcos García, Oscar Castro, Dr. Roberto de la O y Roberto Barrios.

Esta Asociación Civil se estableció el 6 de noviembre de 1986 cuando se protocolizó ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Registro Público de la Propiedad por el Lic. Antonio Mazpúlez Pérez, de la notaría pública #

Posteriormente en el mes de mayo el Lic. Rafael Domínguez aceptó la invitación para venir a Cd. Juárez a dictar una conferencia como formar un salón de la fama en todos los aspectos de la estructura organizacional con base en su experiencia profesional, haciendo menos difícil el camino por transitar.

A lo primero que se avocaron los socios del salón de la fama fue a conseguir las biografías de los deportistas más destacados de nuestra ciudad quienes tenían grandes logros porque algunos habían asistido a Juegos Olímpicos, Panamericanos y Centroamericanos, así como a eventos Mundiales e Internacionales, además de múltiples Campeonatos Nacionales y Estatales.

En octubre de 1986 un grupo de personas acudieron a visitar el Salón de la Fama del Béisbol de Monterrey N.L. para conocerlo físicamente y tener una idea de cómo ordenar y colocar las placas de los deportistas electos al recinto de los inmortales, logrando experiencias inolvidables que mucho ayudaron al desarrollo de la nueva organización.

Entre septiembre y diciembre de 1986 se realizaron dos proyectos de recaudación de fondos para el mantenimiento y desarrollo de las actividades propuestas a celebrar, una fue una fiesta mexicana y la otra una posada navideña las cuales resultaron un gran éxito económico logrando además una buena imagen social en la comunidad.

Se estableció el logotipo y emblema oficial del salón de la fama que aparece en la papelería, en el estandarte y botoncillos de solapa que se lucen con orgullo en los eventos oficiales y deportivos a los que nos invitan y a los que organizamos.

El 20 de Noviembre de 1986 quedó escrita una brillante página deportiva en Cd. Juárez, Chih. Cuando inició sus actividades oficiales el Salón de la Fama del Deportista Juarense al entronizar a 22 deportistas que por sus brillantes méritos en diferentes disciplinas se hicieron acreedores a esta merecida distinción.

La primera entronización se celebró en el edificio del Instituto Nacional de Bellas Artes del área del Pronaf donde se entronizaron   22 personas, tres brillantes impulsores del deporte, dos magníficos entrenadores, un legendario cronista deportivo y 16 excelentes deportistas.

Tres reconocidos impulsores del deporte Don Artemio de la Vega, Don Alfredo García Cuarón y Don Luis Olague Fernández, dos entrenadores uno de baloncesto Antonio “ Tony “ Delgado y el otro el mejor entrenador de boxeo en nuestra ciudad Manuel Auza Prieto, un periodista deportivo de clase nacional el que bautizó a los Dorados y Adelitas de Chihuahua Raymundo Cordero González “ Casi-Miro “, La atleta más completa de México Bertha Chiu Núñez, los basquetbolistas olímpicos de Helsinki, Finlandia 1958 Sergio “ Cheroke “ Holguín Fierro y de Roma 1960 Urbano “ Chinico “ Zea y César “ Charro “ Herrera, el dos veces olímpico en Tokio 1964 y México 1968 el boxeador Antonio Durán, la amazona olímpica de México de 1968 Elisa Fernández Mooney, el Campeón Mundial de 1960 de Boliche Tito Reynolds Orozco y la bolichista Alicia Sarabia Huerta, el malogrado ciclista Pablo A. Darancou Jr, el hábil rebotero de mano Víctor Yanar S, tres beisbolistas Juan Holguín Romo, Isidro Mendoza Calderón y Cesáreo “ Chayo “ Rodríguez, un representante del fútbol soccer Ramón Barreno Quijas, la nadadora Ma. Dolores Gómez Escalante y el rebotero con palmeta Héctor Caballero García.

El profesor Guillermo Narro Garza Director de Desarrollo Social del Municipio en enero de 1987 le pidió a Mario Valdemar González Leija que si era posible que las placas de los entronizados se exhibieran en el Salón Benito Juárez para que los asistentes al edificio de la Presidencia Municipal tuvieran la oportunidad de ver y conocer las brillantes hazañas deportivas de juarenses distinguidos, a lo que Mario inmediatamente dijo que sí, de manera tal que las placas se trasladaron al edificio municipal.

Esto provocó un hondo malestar entre algunos socios señalando que no se les había consultado y que no aceptaban la decisión ( en ese tiempo era un momento álgido políticamente hablando ) lo que ocasionó la escisión en esta reciente organización, renunciando las siguientes personas Enrique Licón Carrasco, Mario Tafoya, Felipe del Hierro, Francisco Salas, Raymundo Cordero “ Casi-Miro “, Ernesto Prieto, Arturo López, Marcos García y Ernesto “ Mapy “ García, quedando todavía un grupo numeroso de socios.